Fútbol Profesional
12 de septiembre de 2017

¡A cuartos!

Independiente superó a Atlético Tucumán por 2 a 0 con goles de Fernández y Benítez, y se clasificó a cuartos de final de la Copa Sudamericana. Martín Campaña atajó un penal

A+ A- A=

Fotografía: MN Agencia

Épico, cambiante y emocionante fue el partido que disputaron Independiente y Atlético de Tucumán. El Rojo se lo llevó con más actitud que fútbol, el Rey volvió a mostrar una vez más su mística copera.

No pasaba demasiado en el encuentro y apareció una vaselina de Leandro Fernández, quién colocó un tiro preciso por encima de Lucchetti y puso el 1 a 0 para que "Los Diablos" festejen y deliren en un LDA colmado.

A los pocos minutos, el árbitro del encuentro, Andrés Cunha, amonestó a Nicolás Tagliafico, una tarjeta que luego cobraría mucha importancia en el partido. En los últimos minutos Martín Benítez tuvo la posibilidad de ampliar el marcador, pero el arquero del rival ahogó el grito de gol.

Al terminar la primera etapa: Independiente 1 Atlético de Tucumán 0.

El segundo tiempo fue no apto para cardíacos, a los 7 minutos tras una falta que no era para expulsión, el árbitro le sacó la roja al capitán Nicolás Tagliafico, el Rojo perdía a su líder. Inmediatamente, Ariel Holan realizó cambios para compensar al equipo: Ingresó Moreira por Erviti y "Torito Rodríguez en lugar de Barco.

A los 20 minutos, una corajeada de Bustos (de gran nivel) hizo que "Fabri" sea derribado en el área y penal para el Rojo: se hace cargo Leandro Fernández, Luchetti adivina y contiene, pero el rebote vuelve a quedar para el delantero, que vuelve a fallar. Algo impensado teniendo en cuenta el gran nivel de "Lea" Fernández uno de los mejores del partido.

El partido seguía 1 a 0 y en el minuto 29, el silencio se hizo dueño de la escena: tras una disputa en el área el árbitro cobró penal por una inexistente mano. Se hace cargo "Pulga" Rodríguez y acierta, Atlético Tucumán empataba el encuentro, sin embargo, el árbitro observó invasión en el área e hizo ejecutar nuevamente al delantero. 

Y ahi apareció Campaña, que adivinó en el segundo penal y ¡Y QUE NO NI NO, VAMO ARRIBA MARTÍN! El uruguayo le daba una vida más al Rojo.

El Rojo estaba desconcertado, con uno menos y el lógico cansancio de haber realizado el desgaste de buscarlo toda la noche. Pero lo lindo del fútbol apareció: cuando muchos de los hinchas ya pensaban en los penales, corajeada de Martín Benítez y un remate impresionante que vence la resistencia de Lucchetti y termina en la red. Independiente 2- Atlético Tucumán 0. 

 Con el alma y el corazón.